20 de septiembre de 2018

Entrevista AIME: Virginia Seguí, interim manager

Virginia Seguí es Licenciada en Psicología y Master DRH CEU San Pablo. Tiene experiencia consolidada en proyectos de Recursos Humanos para el desarrollo de políticas innovadoras en gestión de personas y ha trabajado en proyectos hechos en el sector industrial, público, tecnológico y de servicios. Su perfil es generalista con orientación hacia proyectos de gestión del cambio bajo soporte tecnológico.

 

 
¿Qué significa para ti ser Interim Manager?

Es una profesión, y también en parte un modo de vida. Particularmente yo he encontrado el modo de trabajar que concuerda con mi personalidad, y con la visión de servicio que siempre he valorado. 

 

¿Cuándo y por qué decidirse ser Interim Manager? 

En 2013, después de estar varios años como Consultora en HR y haber creado una empresa, comencé a leer sobre la figura de IM en Linkedin y contacté con diferentes profesionales en España y en UK que se definían como IM.  Me interesó mucho el concepto porque me daba la posibilidad de ejecutar en la función de HR todos los conocimientos adquiridos en Consultoría. A la vez conocí poco después, en 2014, AIME y profundicé gracias a ellos en el concepto y lo que significaba.

 

¿Qué cambia en el modelo de gestión de ser fijo a trabajar por proyecto?

No tanto cambia el modelo de gestión, como la objetividad y concreción de hitos que hay que cumplir cuando vas por proyectos. Avanzas en agilidad y compromiso con el cliente para cumplir en plazos y en objetivos marcaddos.

 

¿Qué ha aportado a tu carrera ser Interim? 

Todo, ya que me ha posibilitado conocer sectores muy diferentes, aprender de tipos de empresa y cultura corporativa también diferentes, y sobre todo, a través de este aprendizaje, acumular expertise y conseguir retos.

 

¿Cómo es el proceso de integración a una empresa de un directivo temporal?

Depende de la cultura de empresa, de la comunicación interna y de la función directiva que se desempeña. Si la posición del IM está validada por el Consejo de Administración o la DG, es sencillo.

 

¿Cuánto tiempo es recomendable que esté contratado un Interim Manager para desempeñar su función? 

En principio esto depende de la complejidad de la Misión, pero en general no debería pasar de 2 años.

 

¿Cómo fue tu primera experiencia Interim y cómo ha evolucionado hasta hoy? 

Fue muy intensa. Ejecuté como HR un proceso de fusión de Entidades Públicas. En ese momento la figura como tal estaba más confusa que ahora. Se ha avanzado mucho en la clarificación de que es un o una IM. Queda recorrido, pero en dos años ha evolucionado de modo muy positivo. 

 

¿Por qué recomendarías ser Interim Manager?

Sobre todo por el aprendizaje intenso y rápido que te proporciona. También tienes que estar al día en tendencias y novedades de tu profesión de un modo profundo, para poder luego aplicar estas tendencias en los proyectos que estés.

 

Y es fundamental la libertad de criterio profesional, ya que reportas a un puesto que en realidad es un cliente, y puede ser muy gratificante poder aportar valor desde un criterio puramente profesional.

 

 

 

 

 


#congresoAIME